MADRID ROMANO


- La villa romana de Villaverde Bajo fue descubierta por D. Fidel Fuidio el 30 de diciembre de 1.927. Se halló un mosaico y una cabeza de Sileno en alabastro. Están expuestos en el museo de San Isidro de Madrid.

-   - Alcalá de Henares, Complutum.

-   - En Cercedilla se han hallado restos de una calzada y puentes romanos. La calzada comunicaba Segovia con Titulcia. Se conservan tramos en buenas condiciones. Durante el recorrido que empieza en las Dehesas y termina en el Puerto de la Fuenfría, podrá admirar tres de los cuatro puentes romanos existentes: Puente de la Venta, Puente del Descalzo, y Puente de En medio. El puente del Molino o del Reajo se encuentra en las inmediaciones de la estación de Renfe.

-   - La calzada de las Machotas, o la calzada romana de Zarzalejos. Mojones y tramos enlosados salpican el camino, que arranca en Pajares y se prolonga por espacio de cinco kilómetros hasta El Escorial.

-   - En Carabanchel, con la obras de la M-30 aparecieron los vestigios de un poblado romano, bajo un amplio trecho excavado que atraviesa el parque de Eugenia de Montijo. En el siglo XIX, varios historiadores situaron en la misma zona la villa de Miaccum, origen romano de Madrid.

-   - En Arroyomolinos se halló un doble mausoleo romano del siglo IV. Contiene restos humanos de siete cadáveres, y dos sarcófagos de plomo, atravesados por maderos, que permanecen aún sin abrir bajo una bóveda. Presumiblemente, uno de ellos perteneció al paterfamilias, habitante de una villa romana próxima. También han aparecido dos pilares de un atrio contiguo a los sepulcros, más una trama aldeana próxima a los mausoleos.

- En Getafe habitado desde época prehistórica. De época romana destacan los restos de la villa romana de La Torrecilla datada en el siglo II y de la finca denominada Torre de Iván Crispín.

- La calzada romana de Galapagar, construida entre el 213 y el 217, era la denominada Vía Antonina y unía Mérida con Zaragoza, pasando por Segovia, Galapagar desde el Puente del Herreño hasta el Puente del Toril, Titulcia,y Alcalá de Henares. Todavía se conservan los mojones en la vía conservados en el valle de la Fuenfría, uno de ellos localizado en la Plaza del Ayuntamiento de Galapagar. También se han encontrado una alcantarilla de época romana, realizada con losas de granito.

- El yacimiento de Miralrío en Rivas-Vaciamadrid, contiene restos de un poblado de la II Edad del Hierro, datado entre los siglos IV y II a.e.c, y que constituye uno de los pocos vestigios conservados y que se pueden visitar del pueblo carpetano. Se conservan los restos arqueológicos de una vivienda carpetana. Estaba destinada a ser un espacio tanto doméstico como de producción artesanal.

- Yacimiento romano de El Encín en Alcalá de Henares. En esta zona se han encontrado vestigios del paso de las civilizaciones de la edad del bronce, romana, visigoda y árabe, por lo que se han incorporado un yacimiento arqueológico con carácter didáctico.

- Yacimiento romano de El Beneficio en Collado Mediano. Ha sido descubierta a unos 2 kilómetros del casco urbano, junto a una calzada, los restos de una posada romana que los arqueólogos han identificado como la antigua Miaccum. En la a posada romana se han hallado los restos de las diferentes estancias que la conformaron: un área termal, una cocina, un comedor amplio y unas salas de dormitorio.

- El castro carpetano de El Llano de la Horca en Santorcaz. Uno de los ‘oppidum’ de origen celta más grande de la península. Está situado a unos 800 m. de la Ermita de La Soledad. El Llano de la Horca es un yacimiento de la Segunda Edad de Hierro y que estuvo habitado entre los siglos III y I a.e.c. por los carpetanos. El poblado tiene unas dimensiones de aproximadamente 10 hectáreas pertenecientes a lo que fue una comunidad urbana desarrollada y densamente poblada.

- La villa romana de Valdetorres del Jarama. Data de los siglos IV-V. Sacaron a la luz un gran edificio de planta centrada. Ordenado en torno a un patio octogonal rodeado por un peristilo o deambulatorio de arcos de ladrillo, sostenidos por pilastras del mismo material, ambos recubiertos con estuco-rojizo; un murete de alrededor de un metro de altura separaba el patio y el peristilo y servía de apoyo a los arcos.
La construcción del edificio se podría fijar hacia el reinado de Constancio II, 337-361 y su destrucción debió tener lugar un siglo después.

- Yacimiento carpetano-romano de Titulcia. Destaca la ‘Medusa de Titulcia’. Pátera (plato ceremonial de la Antigüedad) realizada en plata y oro, y que muestra la cabeza de un felino adornada con serpientes, perteneció a la tribu prerromana de los carpetanos, que la debió de emplear en sus ritos. Se trata de una pieza única en España. La pieza se encontró en el yacimiento arqueológico de El Cerrón. Se encontraba en el interior de un edificio, probablemente un templo, en una pequeña fosa excavada en el subsuelo y sellada por un pavimento de adobes, lo que parece indicar que podría formar parte del rito fundacional de la construcción y sacralización de este espacio.

- Monumento rupestre romano de Piedra Escrita en Cenicientos. Data del siglo II, que consiste en una gran roca de granito de 7m de altura y 9 de circunferencia. Tiene tallada en su cara occidental una escena interpretada por tres figuras togadas, discerniéndose a sus pies la silueta borrosa de un toro y otro animal, probablemente un oso. La inscripción es casi ilegible ya que el monumento se encuentra en una finca privada y el dueño de la misma harto de tantas visitas raspó la inscripción.

 

MENÚ

CIUDADES HISPANIA

LA ESPAÑA ROMANA

TOPÓNIMOS