D É N I A

Estrabón nos relata que Dénia fue inicialmente una colonia helena llamada Hemeroskopeion, pero fueron los romanos los que le dieron el nombre de Dianium, en honor a la diosa Diana. Los textos antiguos hablan de una enorme estatua de la Diosa Diana que se podía observar desde kilómetros mar a dentro, aunque no se han encontrado restos que lo confirmen.
Se sabe que desde el neolítico esta zona ha estado siempre habitada por el hombre. De los siglos VI-III a.e.c. destaca el yacimiento amurallado del Alto de Benimaquia. Los hallazgos encontrados en la Cova Ampla y en la Cova de l´Aigua así lo demuestran. Para visitar la Cova de l´Aigua subiremos por el Camí de la Colonia hasta llegar al barranco; a mano derecha tomaremos la senda que sube llevándonos a sus inmediaciones, donde por una especie de escalera accedemos a la cueva. Se dice que en la época romana esta cueva abastecía de agua a Dénia. Se ha encontrado cerámica ibérica, púnica, griega y romana. Podremos ver una inscripción romana realizada en el año 238 de nuestra era por soldados de la legión VII Gemina. En sus laderas se han descubierto restos de viviendas y fortificaciones de la Dianium romana. Otros restos romanos son el balsamario que representa al dios Mercurio del siglo II, el castillo que conserva sus vestigios romanos y por último una visita al museo donde su ubican los restos encontrados en el municipio.

 

 

Villa romana de L´Almadrava

 

La villa se localiza en Els Poblets, Dénia. El yacimiento de l'Almadrava era una villa marítima romana, con su pars urbana y rústica, una vivienda señorial y una alfarería. Las excavaciones sacaron a la luz parte de la zona señorial; un conjunto termal del siglo II. El yacimiento está datado entre los siglos I y V. La villa contaba con fondeadero propio.

Pero la mayoría de las dependencias que han quedado a la vista describen una alfarería con sus estancias de trabajo, cuatro talleres, vivienda para los trabajadores, amplios porches para el secado de las piezas, pozos para extraer el agua y los hornos para cocer. Esta alfarería se dedicaba a la fabricación de tejas y ánforas. La arcilla se extraía de las inmediaciones.

Junto a Rotova son los únicos pueblos de la CV donde se ha hallado un horno de cal romano. En febrero de 2011 ha sacado a la luz estructuras de una fábrica de salazón del siglo V y la primera mitad del VI. Cinco piletas contiguas, de planta regular, excavadas en el subsuelo y que presentan un revestimiento de opus signinum.

     

 

Ciudades de Hispania

VILLAS ROMANAS ALICANTE MENÚ TOPÓNIMOS