SAETABI AUGUSTUNORUM

 

 

Xátiva, una tierra que ha estado habitada desde hace muchísimo tiempo. La Cova Negra, quizás sea el asentamiento humano del Musteriense (30.000 años a.e.c.) más importante de la cuenca del Mediterráneo. Se localiza en las proximidades de la ciudad. En Xàtiva los pueblos se han ido sucediendo. En Saiti los iberos tenían su poblado, con un comercio muy activo y acuñaron su moneda, los fenicios se acercaron a esta tierra y según varios autores latinos dicen que la mujer de Aníbal alumbró en esta tierra a su hijo cuando los cartagineses se dirigían a Roma.

Cuando Escipión venció a Asdrúbal, Xàtiva y parte de pueblos del mediterráneo, sellaron sus pactos con  Roma, permaneciendo en paz hasta la revuelta de Viriato. En la guerra civil de Roma, Sertorio logró el apoyo de la mayoría de pueblos de la Hispania, incluidos los guerreros de Saetabis. Con la derrota de Sertorio la libertad de los pueblos celtíberos de la Hispania quedó mermada.

Saetabis adquirió una lengua, una religión, unas leyes y unas costumbres nuevas y juntamente con Ilici y Dianium se convirtió en una de las ciudades más importantes de la Contestania, territorio que abarcaba desde el río Júcar hasta el Segura. Estaba situada en un punto estratégico atravesada por la Vía Augusta, entre la Contestania y la Edetania. La riqueza de su fértil suelo y sobre todo sus fábricas de lino hicieron de Xàtiva una ciudad importante.

Augusto le concedió el titulo de municipio y paso a denominarse Saetabis Augustunorum, con este nombre aparece en varias inscripciones como la hallada en Tivoli (Italia),  "L. LICINUS....EX HISPANIA CI....MUNICIPIO SSAETABI ANNORUM XXII. II. S. EST LICINUS LAUSU ET ...".

En Xàtiva han aparecido estelas funerarias, un acueducto y se ha descubierto que era una ciudad que rendía culto a Marte, era la deidad preferida, aunque también eran famosos los templo de Sol-Júpiter y Hércules.

El castillo es de origen ibérico, los romanos también eligieron ese punto para levantar su fortaleza, de esta época se conserva la torre cuadrada del castillo menor, cuya base es romana y la base de los aljibes. También destaca la calzada romana del Portet.

También fue sede episcopal en época visigoda. Hay conocimiento que varios obispos setabenses firmaron las actas de los Concilios de Toledo, en el siglo VI. De esta época también es el acueducto de Alboi.

Más restos de época romana se ha hallado en el Camí La Bola, se trata de una nautatio, datada en el siglo I. Un ninfeo romano de la calle Sariers y estructuras encontradas en el interior del colegio Jacint Castañeda, aledaño a la excavación del Camí La Bola.

MENÚ