VILLAJOYOSA

 

Sus vestigios se remontan a la Edad de Bronce. El cerro donde se asienta el casco antiguo era una ciudad ibérica y existen razones fundadas para identificarla con la Alonis (Allon) de los textos clásicos.

El santuario ibero-romano del Tossal de la Malladeta. Data de los siglos IV a.e.c. y siglo I. Estaba dedicado a la Diosa Madre. Se destruyó por completo para construir un complejo de habitaciones que cubría toda la parte alta del cerro. Las excavaciones han permitido confirmar que el santuario se mantuvo en uso hasta al menos el reinado del emperador Nerón. Los materiales romanos encontrados han confirmado que el santuario fue tolerado y posiblemente potenciado, hasta la concesión del estatuto de municipium a Villajoyosa en el año 74 por el emperador Vespasiano.

Las excavaciones de la Necrópolis del Poble Nou, han proporcionado abundantes materiales de uso militar y cotidiano que se exponen en el Museo Municipal. De época romana se conocen un gran número de yacimientos, entre los que destacan varias residencias señoriales de carácter monumental (villas de Xauxelles, Plans, etc.) y un puerto comercial en la playa de la Vila, un barrio portuario sobre la antigua ciudad ibérica del casco antiguo, la necrópolis de Casetes y Torres, numerosas inscripciones conmemorativas y funerarias, etc.

Entre los monumentos romanos funerarios destaca la torre funeraria de Sant Josep del siglo II, la mejor conservada de la Comunidad Valenciana  y el monumento romano de l'Almiserá.

La Torre de Sant Josep es un monumento funerario que data del siglo II. Se construyó en tiempos del emperador Adriano. Parece que era la tumba de algún personaje de relevancia.

Mide actualmente 8 metros de altitud, pero en su origen medía 12. Conserva su basamento de cuatro gradas y un cuerpo central, separados por una moldura, las esquinas presentan pilastras lisas. En su interior se halla la cámara funeraria. Recientemente se ha hallado una cantera romana cerca de la torre de Sant Josep.

Las nuevas excavaciones del proyecto Villajoyosa Romana en la Torre de Sant Josep, han descubierto un muro romano de hormigón, que encierra un gran recinto funerario rectangular que rodea la torre. Este recinto estaba excavado más de un metro en el terreno, y el muro hacía de pantalla para contener los terrenos circundantes, más altos. Por tanto, hemos de imaginar la torre, de una altura equivalente a un edificio actual de 4 plantas, alzándose en el centro de una gran fosa rectangular artificial, delimitada por la pared de hormigón.

La Torre de San Josep, también conocida como la Torre de Hércules, es la mayor torre funeraria conservada en España.
Se construyó entre el 150-170. En 2016 en el museo de la Villayojosa, la Allon de los romanos, se descubrió una lapida dedica da a Lucio Terencio Mancino, que se supone procede de la torre.
La torre originalmente estaba cerrada, salvo los orificios de la cara este y oeste, que eran usados para las libaciones. El portillo se realizó en la Edad Media para expoliarla. En 1543 se desmontaron las piedras de la parte superior para construir la ralla medieval, pero muchos sillares se quedaron en los alrededores de la torre. Gracias a estos sillares se ha sabido cómo era la torre y se han podido restaurar.
Entre 2008 y 2015 se demolió la casa adosada, se excavo el entorno y se restauró.
Alrededor se halló uno de los mayores recintos funerarios de Europa. Tenía pedestales con Estatuas y jardín.

 

El monumento romano de l'Almiserá se localiza en los jardines del Centre Social Llar de Pensionista. El monumento romano procede de un yacimiento situado, en el camino que unía la ciudad romana con el valle de Finestrat. El monumento funerario data del siglo II.


 

 

En Villajoyosa se localiza unos de los bancales agrícolas mas antiguos de Europa. En 2018 se descubrió en un solar próximo a la torre funeraria de Sant Josep, un gran muro de una sola cara de unos 12 metros de largo y casi un metro y medio de alzado, con tres hiladas conservadas, levantadas con grandes piedras calizas del lugar. Es muy similar a otros márgenes de bancal agrícola encontrados en Villajoyosa, el de la Cala (s. III a.e.c.) y el de Puntes del Moro (s. II a.e.c.).

El hallazgo en 2017 y recuperación en julio de 2019, permite disfrutar de casi 8,5m de la vía romana en su estado original que unia las urbes de Allon y Lucentum. Data del siglo I, con una anchura de 4,20m. Foto elperiodic.com

En septiembre de 2020, la calzada se recupera y musealiza. La denominada 'Vía Lucentina', y se sitúa a las afueras de la localidad. De los 50m de calzada se ha recuperado 8.5m.

 

Ciudades Romanas

HISPANIA ROMANA

 

MAUSOLEOS MENÚ ALICANTE TOPÓNIMOS