PALLANTIA, VALENCIA LA VELLA

 

Valencia la vieja es un conjunto arqueológico, localizado en el término de Ribarroja (Valencia), estos restos constituyen una ciudad o un campamento romano. Tradicionalmente se ha relacionado con las guerras entre Pompeyo y Sertorio, pero no hay pruebas arqueológicas que lo corroboren.

Los restos se hallan en un cerro que lo aísla el barranco de Cabrasa o dels Pous y el río Turia. Se halla a una altura de 40m del río.
La primera excavación fue realizada en 1952 por Domingo Fletcher, pero anteriormente en 1927 el Centro de Cultura Valenciana realizó un estudio sobre Valencia la Vella. También se la conoce con el término de Pallantia, Pallantia Edetanorum, los edetanos de Pallantia. El texto más antiguo que hace referencia a las ruinas de Pallantia es de 1612. En él su autor describe el estado ruinoso de una fortificación romana. Se supone que los agricultores destrozaron parte de la ciudad para utilizar sus piedras como lindes de caminos o para aterrar el terreno.
En 1978, apareció una lápida junto a unos restos de sillares, todo indicaba que podía ser un monumento funerario. Restos humanos han aparecido en el recinto de Pallantia y en sus alrededores. En 1977 se planifico la primera excavación. Del interior del recinto amurallado se extrajeron toneladas de tierra y decenas de sillares romanos para realizar un paso elevado sobre la vía del tren.

 La ciudad tenía una superficie de tres hectáreas. En la excavación se realizaron seis catas, descubriendo los cimientos de una gran edificación de unos 15x7 m. podría ser una basílica paleocristiana.
La segunda excavación se realizo en 1979. Se encuentran más restos del edificio hallado en la primera campaña, pero el estado y el expolio al que se vio sometido este edificio hace muy difícil su estudio. Pese a excavar 1,20m no se llego al nivel arqueológicamente estéril.
En base a los restos aparecidos, carbón, restos cerámicos, huesos, pavimento, cenizas; parece que era una cocina. En esta época también se excavó el llamado campo negro y se hallaron restos cerámicos, y una vasija ahumada.
En 1980 se realizó la tercera campaña, llegando a demostrar que el edificio hallado en la primera actuación tenía un largo de 25 m. y estaba dividido en una serie de habitaciones. En esta campaña se hallaron restos cerámicos, tejas y ladrillos de colores. Confirmando el origen tardorromano del edificio.

Algunos arqueólogos suponen que Pallantia era una ciudad importante, con mucha densidad de habitantes y son las ruinas de la ciudad que Ptolomeo llamó Etobesa o Etobesca y Tito Livio Etovisa. A lo largo de varios periodos se ha habitado y rehabilitado la ciudad. El edificio hallado no tenia fines religiosos, parece más correcto que tuviera un uso domestico, de almacenamiento o que tuviera relación con la red de acueductos. Pudo ser un campamento de invierno donde descansarían las tropas, una ciudad con puerto fluvial para llevar a Valentia las mercancías y de esta a Roma. No se sabe, es el secreto de Valencia la Vella, Pallantia. Han aparecido dos lápidas, pavimento romboidal, cerámica sigilata, pesas de telar, fragmentos de ánforas, tejas, una imposta de un arco, un ara votiva, placa con inscripción consagrada al Dios Manes y atributos dionisiacos.

Otros arqueólogos datan el castro o ciudad en época visigoda. Por la técnicas y características constructivas, en la postrimerías del siglo VI.

(Ribarroja del Turia. A través de su historia I. de José Luis de Tomás)

Más información y visitas programadas:
Tourist Info Riba-roja del Túria
Dirección: C/Cisterna, 30.
Teléfono y Fax: 96 277 21 84.
E-mail:
riba_roja@touristinfo.net 
 

C. VALENCIANA

MENÚ

CIUDADES HISPANIA