HISPALIS

 

Se sabe que en el año 206 a.c., Escipión el Africano fundó Itálica a pocos kilómetros de Sevilla y en Almodóvar del Río se libro la batalla de Ilipa; tras la guerra púnica, Hispalis quedó arrasada por los cartagineses y su reconstrucción no comenzó hasta finales del siglo I o inicios del siglo II a.e.c. Hispalis no tenía la condición de colonia o municipio, hasta que en el 45 a.e.c. César concedió a la población el nuevo estatuto de Colonia, otorgando a los hispalenses la condición de ciudadanos romanos de pleno derecho. La leyenda dice que Julio César fundaría la ciudad, dándole el nombre de "Iulia Romula Hispalis": Julia por su propio nombre, Romula por Roma e Hispalis por estar edificada sobre postes clavados en el suelo. Otra leyenda dice que la ciudad fue fundada por Hércules.

Actualmente por los restos arqueológicos encontrados, los arqueólogos han esbozado el trazado de la ciudad romana. Las dos vías principales corresponderían a las actuales calle Águilas y Alhóndiga, con el foro en la plaza de la Alfalfa. Bajo el palacio Arzobispal se hallaban unas termas, y los arqueólogos han descubierto una depresión que bien podía ser el teatro. Ya en el siglo XVII Rodrigo Caro decía: “Aunque en Sevilla hubo grandes y suntuosos templos, circos... y anfiteatros.... todo ha desaparecido”.

En el subsuelo del mercado de la Encarnación se localiza el yacimiento arqueológico romano más importante de Sevilla, el Museo Antiquarium, con los restos de hasta siete casas con numerosos mosaicos y pinturas murales y una factoría de salazones. Más restos de época romana como las columnas de la Alameda de Hércules o las de la calle Mármoles, la cisterna romana de la Plaza de la Pescadería, los restos del antiguo acueducto romano y los mosaicos y esculturas en la Casa de Pilatos y en la Casa de la Condesa de Lebrija.

 

SEVILLA ROMANA

CIUDADES DE HISPANIA  

MENÚ

MENÚ HISPANIA