BAELO CLAUDIA

 

La ciudad romana de Baelo Claudia se construyó a finales del siglo II a.e.c. Su origen y desarrollo estuvieron muy ligados al comercio con el norte de África, ya que era el puerto de unión con la actual Tánger. La industria de salazón del pescado y el garum fueron sus principales fuentes de riqueza, destacando la pesca del atún.

La ciudad alcanzó cierta pujanza bajo el reinado emperador Claudio (41-54), quien le otorgó el rango de municipio romano. El declive económico de Baelo Claudia se inicia en la segunda mitad del siglo II, supuestamente por el terremoto que debió asolar la ciudad por esas fechas. En el siglo III experimenta un ligero rebrote del comercio, tras el cual recae poco a poco en decadencia hasta su total abandono en el siglo VII.

La ciudad conserva todos los elementos representativos que constituyen la esencia de una ciudad romana: el foro, los templos, la basílica, la curia, el mercado, el teatro, las termas...

La ciudad tiene algo más de 13 hectáreas, delimitada por su muralla, con una configuración adaptada a la topografía del terreno con terrazas y calles conectadas a éstas a base de rampas y escalinatas.

Posiblemente sea el conjunto urbano romano más completo de toda la Península Ibérica y es posible tras la visita una visión completa del urbanismo romano. El conjunto está enmarcado en el Parque Natural del Estrecho de Gibraltar.

La Puerta Este, también llamada Puerta de Carteia, se construye hacia el año 10 a.e.c., y su uso se mantiene hasta finales del siglo IV. Era la entrada de la ciudad desde la calzada que llega de Carteia, dando acceso al Decumano Máximo.

La Muralla, edificada en época de Augusto y reparada y remozada con con el mismo trazado en la segunda mitad del siglo I. Se cree que no tenía un fin puramente defensivo, dado que era una época de paz y probablemente definiera el "pomoerium" de la ciudad.

El Templo de Isis, edificado en el año 70.

El Foro es de época de Augusto, y se remodela en los reinados de Claudio y Nerón.

El Capitolio se edifica entre los años 50 y 70. En el se hallaban los templos dedicados al culto de la Tríada Capitolina. Únicamente quedan restos de uno de ellos, el de Júpiter.

El Teatro fue construido en el siglo I, aproximadamente hacia el año 70. A finales del siglo II ya no tenía uso. En época tardía fue utilizado como necrópolis. Se ubica en el lugar de mayor pendiente para aprovechar la inclinación natural del terreno para la disposición del graderío. Tiene siete vomitorios que dan acceso a los diferentes niveles de la cavea.

Ver Teatros romanos

      

las Termas son de finales del siglo I o inicios del siglo II. En uso hasta finales del siglo IV. Se hallan en la parte occidental de la ciudad y mantienen la escalinata de acceso casi en perfecto estado. Se pueden ver algunos arcos y pilastras distinguiéndose perfectamente los tres tipos de salas para las aguas frías, templadas y calientes. Se ha considerado que podrían tener carácter privado por su reducido tamaño. Se han excavado parcialmente y se puede observar el sistema de calefacción a través del hipocaustum, y las distintas salas destinadas a las tareas de aseo.

El trazado del Decumano Máximo corresponde a la época de Augusto, siendo remodelado posteriormente junto al resto de las importantes obras llevadas a cabo en la segunda mitad del siglo I.

El Mercado, Macellum se levantó a finales del siglo I, cuando el Foro quedó cerrado a la actividad comercial. En el siglo II sólo perviven las tiendas que abren sus puertas al Decumano Máximo. En el siglo II las tiendas interiores se emplean como vertedero y en época tardía se edifican viviendas. Poco después fue abandonado completamente.

La Basílica se construye entre los años 50 y 70.

Las Factorías de salazón son de los siglos I-III. Era la zona industrial dedicada a la salazón del pescado y a la producción de la celebre salsa de pescado denominada "garum".

Las Viviendas datan de los siglos I-III, probablemente estas viviendas estaban asociadas a la industria de salazón, como domicilio de los propietarios de las factorías o dependencias de las mismas.

En la Necrópolis sureste hay incineraciones: del siglo I a.e.c. al siglo I; y inhumaciones: del III  al IV.

La Cisterna y el Acueducto norte son de época Augusto.

El acueducto Punta Paloma de mitad del siglo I, y el acueducto de Sierra de Plata de la primera mitad del siglo II.

 

CIUDADES DE HISPANIA

 

MENÚ

CÁDIZ ROMANO