ECIJA - ASTIGI

 

Écija, antiguo asentamiento Tartésico, Turdetano y finalmente conquistado por Roma. Se asentaba en un cerro elevado sobre el Geníl llamado el Picadero, donde se observan los restos de la muralla. El municipio de Écija se localiza a 94km de Sevilla por la N-IV.
De época turdetana se conserva parte de un edificio público con muros de mampuesto de un metro de ancho y unos restos cerámicos; de época romana se conservan edificaciones públicas y mosaicos; uno de ellos con una imagen de doble lectura, que es una de las tres que se conservan del mundo romano. En marzo de 2015 fue dañado al robarlo de su ubicación del yacimiento de la Plaza de Armas. Se recuperaron las teselas y esta pendiente de rehabilitación.

En época romana ya existía en Astigi un eje urbano orientado de este a oeste, entre la Puerta del Río y la Puerta Cerrada, que aún hoy persiste. En sentido norte-sur discurría otro eje entre la Puerta de Palma y la Puerta de Osuna, a lo largo de las actuales calles Canalejas, Santa Cruz y Cánovas del Castillo. Sobre este eje y hacia el norte, se produce la primera expansión extramuros, en un desarrollo lineal a lo largo de la actual calle José García de Castro. El cardo y el decumano se cruzaban en las inmediaciones de lo que hoy ocupa la Plaza Mayor o de España, que sería el foro romano.
La ciudad fue ocupada por los romanos durante las campañas de Escipión y Silano en la Turdetania, en el año 208 a.e.c. Se supone que en la Guerra Civil tomó partido por César. Más tarde, en el año 14 a.e.c., el emperador Augusto funda la "Colonia Augusta Firma Astigi" en el lugar de la vieja Astigi. Gracias a su situación geográfica y estratégica, por ella pasaban las más importantes vías comerciales, hicieron que creciera rápidamente, cobrando de esta forma una gran importancia.
A partir de su elevación al rango de Colonia y de la posterior fijación en ella de la capitalidad de un Conventus se engrandece la ciudad. Era una de las cuatro circunscripciones en las que se dividía la Bética. Su principal riqueza era el aceite que exportaba a través de los ríos Genil y Guadalquivir.

Zona de numerosas domus agrícolas. Del foro provienen los enormes fustes de la Iglesia de Santa Bárbara y el Palacio Valdehermoso; mosaicos, los capiteles corintios hallados en la Plaza de España o los numerosos restos escultóricos. Astigi estaba muy ligada al comercio del aceite, factorías, ánforas... Cuando decayó el comercio, también lo hizo la ciudad.
Los testimonios arqueológicos y epigráficos dan idea de la vitalidad de Écija en los tiempos del Imperio y de lo monumental de sus edificios.

Durante la decadencia del Imperio, Écija sigue manteniendo su papel de gran ciudad hasta el período de las invasiones germánicas del siglo V.

En el año 2002 se halló una estatua, la Amazona Herida, del siglo II, copia de un original griego del siglo IV a.e.c. Solo existen cuatro en el mundo. Conserva los restos de su policromia y mide 2,10m. Se localizó en el estanque trasero del templo. Una construcción que data de la época de fundación de la ciudad romana por el emperador Augusto, en torno al año 14 a.e.c, una especie de piscina de unas dimensiones menores a la natatio hallada en la primera fase de las excavaciones y en cuyo interior aparecieron restos de esculturas. También se han hallado monedas, restos escultóricos, cerámicos... y vestigios visigodos , islámicos....

En septiembre de 2019, en el yacimiento arqueológico de Plaza de Armas se han descubierto tres nuevos mosaicos romanos, uno de ellos es singular por su dimensión: doce metros y medio de largo que revestía una fuente de un patio de una domus (vivienda) de la villa. Decoraba un patio de hasta 400 metros cuadrados. Estos mosaicos están en una estancia próxima a donde se localizó el excepcional paño ‘Los Amores de Zeus’ en 2015.

De época romana podemos visitar: El Museo Histórico Municipal en el Palacio de Benamejí. El estanque romano de Plaza España y el Yacimiento Arqueológico de la Plaza de Armas.

En el museo del Palacio Benamejí podremos ver, piezas prehistóricas, las tres estelas de guerreros, la “Placa de Écija”, una pieza singular de orfebrería tartésica, mosaicos romanos y la reja romana recubierta de pan de oro, esculturas como la “Amazona herida”, y inscripciones, capiteles, ...

En el Yacimiento de la Plaza de Armas, podemos encontrar restos turdetanos, romanos y restos de la muralla de un castillo musulmán, podemos observar los niveles ocupacionales de Écija desde sus orígenes, hacia el siglo VIII a.e.c. hasta la actualidad. Destacan los restos romanos.

El Estanque romano, originalmente existía un templo romano sobre podio que estaba orientado hacia el sur, donde se encontraba el foro. A su espalda se localizaba un estanque monumental, construido también a finales del siglo I a.e.c.

En Écija ha aparecido más de 80 mosaicos de época romana. Destacamos el mosaico de los Océanos, El mosaico de El Don del Vino, el de las 4 Estaciones, el mosaico del Triunfo de Baco, el de las Nereidas, el Sacrificio de la reina Circe, el del Doble Rapto,......Los restos del anfiteatro astigitano aparecieron bajo la actual Plaza de Toros de Écija.

En marzo se celebra "El Festival Romano de Écija".

Más info: Ver: Ecija_romana

   

SEVILLA ROMANA

 
CIUDADES DE HISPANIA

MENÚ

HISPANIA

MENÚ HISPANIA