ALMUÑECAR

"SEXI FIRMUM IULIUM"

Almuñécar prácticamente desde siempre ha estado poblada. A finales del siglo IX a.e.c, sus pobladores recibieron la colonización fenicia y se crearon las estructuras urbanas de la colonia de Ex. Cuando a finales del siglo III a.e.c llegaron los romanos, se encontraron con una ciudad bien estructurada, con una pujante economía basada en la salazón de pescado y con ceca propia.

Los romanos remodelaron su nueva ciudad y la denominaron Sexi Firmum Iulium, dotándola de templos, teatro, acueducto y edificios propios del municipio de derecho latino. 

En la actualidad se conservan gran cantidad de vestigios de la época romana como son los restos de un maravilloso acueducto, el Castillo de San Miguel, y la fábrica de salazones, ubicada en el Parque del Majuelo.

Acueducto Romano
El acueducto fue construido en el siglo I y reutilizado posteriormente en el sistema de acequias árabe. Aun hoy en día alguno de sus tramos siguen siendo utilizados en el sistema de regadíos tradicional. El tramo a la vista de mayor altura se encuentra junto al cauce del río Verde, a la altura del barrio de Torrecuevas.

Ver Acueductos romanos

 
Acueducto y Termas
De finales de los 90 hasta el año 2002 se excavó y restauró un nuevo tramo de acueducto romano del siglo I, que viene a sumarse a los ya existentes en el barrio de Torrecuevas y Río Seco. Se trata del tramo situado en la denominada plaza Mayor, junto a la Carrera de la Concepción. Este acueducto trasladaba el agua para la ciudad y la factoría de salazones situada en el parque El Majuelo. En la excavación también vieron las luz unas termas romanas y otros elementos funerarios de origen romano de la misma época.

Aqueducto y Termas

Ver Termas romanas

 
Cueva de Siete Palacios
Una de las manifestaciones urbanísticas más importantes de la España Romana es sin duda el conjunto de bóvedas que rodean el cerro de San Miguel, destacando especialmente el complejo abovedado denominado popularmente Cueva de Siete Palacios, y que en la actualidad alberga al Museo Arqueológico Municipal.
 
Castillo de San Miguel
La fortaleza pudo ser construida en época fenicia o púnica, pero hasta el momento actual no se han hallado estructuras de dicha cultura, aunque sí fragmentos cerámicos. Se puede afirmar que fue fortaleza romana, habiéndose encontrado restos que así lo confirman. Bajo los restos de la casa palacio, las excavaciones han revelado unas estructuras romanas; muros, pavimentos, una cisterna y una pequeña necrópolis del Bajo Imperio. En la fachada Oeste se han hallado restos de una puerta y muralla romana, apareciendo detrás de ambas sendas piletas o pequeñas cisternas.
 
La Torre del Monje
Está datada en el siglo I y se corresponde con un columbario o panteón funerario. Es de planta cuadrada y cerrada al exterior, dentro dispone de unas hornacinas, donde se colocaban las urnas con las cenizas del difunto. Se encuentra a 2km de Almuñécar por la carretera de Jete.
 
Columbario La Albina
Construido a fines del siglo I a.e.c, los restos de este columbario se encuentran en una loma sobre la vertiente este del río Verde, cerca de la carretera de Almuñécar a Salobreña. En su interior hallamos tres filas de tres nichos formados por pequeñas dovelas de piedra casi sin labrar.

Ver Mausoleos Romanos

 
Fábrica de Salazón
Una de las industrias con más importancia que tuvo el imperio romano. Almuñécar, hacia finales del siglo V a.e.c. o principios del siglo IV a.e.c., fundamenta básicamente su economía en esta industria que adquirirá ampliamente fama en todo el imperio.

Factoría de salazón

 

GRANADA ROMANA

ACUEDUCTOS ROMANOS