ALFARO

Antiguo poblado íbero llamado Ilurcis. El general Tiberio Sempronio Graco en el año 179 a.e.c. fundó sobre este poblado la ciudad romana de Graccurris.

 

En la nueva ciudad convivían la población indígena originaria de la antigua llurcis, y la romana. Graccurris formó parte del Convento Jurídico César Augustano. La ciudad romana se localizada a dos kilómetros de la actual población, En tiempos de Tiberio, obtuvo condición de municipio. La ciudad romana debió desaparecer hacia el siglo V.

En la Azucarera hay restos de lo que fue una necrópolis paleocristiana. En el yacimiento arqueológico de las Eras de San Martín se pueden visitar los restos de Graccurris.

El Ninfeo Romano está situado en el extrarradio de la ciudad. Este conjunto hidráulico, constaba de presa, puente y fuente, fue lugar de culto a las ninfas del río Alhama hasta el siglo IV.

Otros restos arqueológicos se ubican en la zona de la Estrella, donde se encuentran las bases de un puente romano y el puente de asientos oblicuos situado en la antigua calzada romana hacia Numancia.

LA RIOJA ROMANA

 

CIUDADES HISPANIA MENÚ TOPÓNIMOS